Posted by Andrea Millán on Jan 14, 2022 10:08:10 AM

El poder del movimiento: deporte y ciencia

columnista-de-la-semana Escuela Internacional del Deporte

Seguramente estás queriendo comenzar el año con muy buenos deseos, vibras y objetivos nuevos, entre ellos: el deporte.

Pero te has preguntado ¿Qué actividad física es la indicada para mí? ¿Por qué los especialistas insisten en que debemos de movernos?  ¿Cómo debo comenzar?.

Cuando hablamos de movimiento podemos citar a estudiosos de la mecánica como Isaac Newton quien habla acerca de las Leyes del Movimiento y que entiende este último como una traslación de un cuerpo de un lugar a otro ¿cuándo fue la última vez que trasladaste tu masa de un lugar a otro?.

La primera Ley de Newton, mejor conocida como: Ley de la Inercia, menciona que un cuerpo en reposo necesita de un impulso para moverse o por el contrario si está en movimiento rectilíneo constante, requerirá de algo que lo saque de su trayectoria ¿En dónde estás tú al día de hoy, estás en reposo esperando el empujón o están en una trayectoria clara de hacia dónde vas?.

Después, la segunda Ley de Newton o Ley Fundamental de la Dinámica: aquí, la aceleración que adquiere un cuerpo es proporcional a la fuerza neta aplicada sobre el mismo. ¿Qué quiere decir esto?, que tienes que moverte, tienes que usar tus pensamientos para mover a tu cuerpo y así lograr alcanzar lo que deseas. Si tu mente y tu enfoque (aceleración) son lo suficientemente fuertes podrás llevar tu cuerpo al movimiento y no a cualquier movimiento sino a aquél que contribuya con tus metas. Ojo, en esta ley es fundamental la constancia.

Para la tercera Ley de Newton o Ley de Principio de Acción y Reacción: explica que toda acción tiene una reacción igual y contraria. Ejemplos en donde puedes poner esta ley a prueba es cuando saltas y empujas la tierra en sentido contrario a tu salto; cuando remas y empujas el remo en un sentido y el agua en otro; cuando caminas empujas la tierra hacia atrás con tus pies y la tierra responde empujando tu cuerpo hacia adelante.

Ya sea que apliques alguna de estas leyes o no, se sabe que la vida es movimiento, es acción, es tener una visión clara de lo que se quiere y actuar en consecuencia. Moverte no solo te traerá salud, buena energía, alegría, nuevas amistades y muchas cosas más sino que también te darás cuenta de tus límites, de tu fuerza física, mental y espiritual porque la magia la haces tú. ¿Qué esperas para moverte?.

Mtra. Andrea Millán González, Coordinadora de la Escuela Internacional del Deporte.


Otros artículos que pueden interesarte